fbpx
Technology

El debate de primarias del PSdeG, con nocturnidad y entre reproches

[ad_1]

Pablo PazosPablo Pazos

SANTIAGO
Actualizado:

Guardar

A las once… de la noche. A las 23.00 del miércoles. Será cuando Gonzalo Caballero y Valentín González Formoso, los dos candidatos a la secretaría general del PSdeG, confronten sus «modelos» de partido en el debate que marcará el final de la campaña de las primarias del sábado 30. La hora, avanzada por fuentes socialistas en la mañana de este martes, la confirmó a primera hora de la tarde el comité organizador del congreso que tendrá lugar en diciembre, mediante un escuetísimo comunicado, de apenas cinco líneas.

Posteriormente trascendió que la moderadora será la periodista Carmen Chao, quien ya ejerció este rol en las anteriores primarias, en 2017, según informó Ep. El debate se dividirá en tres bloques: el primero, bajo el epígrafe ‘El PsdeG como instrumento al servicio de la sociedad’; el segundo, en torno a la reactivación económica y las políticas sociales; y el tercero, sobre propuestas para la Galicia del presente y del futuro. Adicionalmente, ambos candidatos dispondrán de dos minutos de introducción y un ‘minuto de oro’, en el cierre.

El cara a cara, en la sede de la rúa do Pino, en Santiago, se celebrará, pues, bien entrada la noche, y no es descartable que, cuando concluya, ya sea jueves, en plena madrugada. Se emitirá a través de las redes sociales, en un ‘streaming’ ofrecido prácticamente en ‘late night’, empleando el término de la jerga televisiva que alude a la programación más tardía. La militancia deberá trasnochar para ver cómo los dos candidatos contraponen sus propuestas. Por no hablar de los problemas de conciliación para los militantes y para los periodistas que cubran el evento, una cuestión por la que fue preguntado este martes en el Parlamento autonómico Gonzalo Caballero, quien eludió visiblemente entrar a responder la cuestión.

El candidato a revalidar el liderazgo en el socialismo gallego prefirió cargar las tintas en su adversario, a quien acusó de forzar lo extemporáneo del debate. Caballero aseguró que «la otra candidatura» planteaba bien realizarlo en la mañana del miércoles, bien a partir de las 11 de la noche. Formoso acudirá a las 19.30 a La Coruña, donde mantendrá un encuentro con la militancia en la sede de la calle Zalaeta. Caballero, por su parte, se desplazará a Lugo, donde una hora más tarde, a las 20.30, celebrará un acto similar en el Hotel Méndez Nuñez. Ambos, desde las respectivas urbes, pondrán rumbo a Santiago.

«Yo por la mañana tengo pleno parlamentario, puedo ausentarme un rato del pleno, pero mantenerme fuera del pleno creo que no es lo adecuado al decoro parlamentario por una cuestión orgánica del partido», se excusó Caballero en declaraciones en O Hórreo. Más adelante añadió que «hay además una sesión de control al presidente». Obvió que esta sesión habrá concluido antes de las once de la mañana, doce horas antes del arranque fijado finalmente para el debate. Prefirió aferrarse a que «tengo que cumplir con mis obligaciones como portavoz parlamentario». «Todos podemos ajustar la agenda», insistió, «lo que no puedo es cambiar la hora del pleno de mañana y de la sesión de control». No le dejo más «margen», remachó.

Escapismo, bandazos y argumentos de Tellado

A partir de este enroque, Caballero cargó las tintas contra Formoso, de quien aseguró que «le costó asumir que tenía que haber debates», y al que acusó de «cierto escapismo» y de posponer el careo sine die. «Pasaban los días y los momentos y el otro candidato», las tres palabras con las que en todo momento se refirió a Formoso (ni le nombró), «no concretaba y no avanzaba en las negociaciones; parecía que estaba en un juego de escapar y no asumir la necesidad de los debates». Para Caballero, todo forma parte de una táctica para retrasar al máximo el «debate obligatorio», el fijado por el partido, y no dejar tiempo ni espacio a otros encuentros en medios de comunicación, a los que insistió que él estaba deseoso de acudir.

El secretario general del PSdeG considera que el presidente de la Diputación de La Coruña «fue dando bandazos» y «metiéndose en muchos charcos» a lo largo de la campaña. Dos afirmaciones tiene Caballero marcadas a fuego: el mensaje de que había que «recuperar el orgullo de ser socialista», principal titular de la puesta de largo de la candidatura de su rival; y que, según Caballero, aquél dijo que «no podíamos defender al Gobierno de España». Interpreta que por eso «tiene cierto nerviosismo» y le falta «valentía» para debatir, que se ve en una «posición más débil» y esto le lleva a poner «excusas». Por ejemplo, las quejas por los plazos para la campaña son, a sus ojos, una «excusa barata», porque «cumplen todos los plazos establecidos».

La principal andanada, para calentar aún más el debate, llegó cuando Caballero acusó a Formoso de, en declaraciones el pasado fin de semana, emplear «ciertos argumentarios que parecían más propios de [Miguel] Tellado que del Partido Socialista». Hasta en otras dos ocasiones afirmó que su rival, cuando habla, parece hacerlo por boca del «portavoz del PP Tellado». «Yo», contrapuso, «me siento muy socialista». «Sudo la camiseta», reivindicó. «No soy cómplice, por acción ni por inacción, de la derecha y la ultraderecha», apostilló.

Formoso rechaza «primarias a medida»

Desde la candidatura de Valentín González Formoso se difundió este martes la carta que el rival de Caballero ha enviado a la militancia, en un llamamiento para que confíen en su proyecto el próximo sábado. Del proyecto, en todo caso, no se habla en exceso en la misiva, como ha sido la tónica en las campañas de uno y otro a lo largo de las dos últimas semanas.

Formoso insiste en que «el PSdeG no puede resignarse a ser el furgón de cola de la política gallega», y advierte de que el 30-O «tenemos que escoger entre continuar siendo irrelevantes en el Parlamento de Galicia o colocar» al partido «en el lugar que merece. Entre quedarnos como estamos o que sumemos para que Galicia avance». Él quiere un PSOE gallego que «no cave trincheras entre nuestra militancia, que tenga amplitud de miras, que cuente con todos», «en positivo».

De paso, volvió a cargar contra los plazos de las primarias y propuso que los «procesos» sean convocados «con tiempo suficiente, para que nadie pueda hacer primarias a medida», disparó contra Caballero, y que «los militantes que quieran dar el paso, lo puedan hacer con todas las garantías». «Las primarias no nos pueden dar miedo, al contrario, debemos vivirlas con normalidad y como una oportunidad de fortalecer el partido», remacha en la carta.

Ver los
comentarios

[ad_2]

Author

silversolucion

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.